breakurbano

Recreo en nuestra casa

Saludemos a Marzo. Hola, Marzo !!!

Incapaces de explicar este principio, lo negaron“. Yogi Ramacharaka.

Marzo representa estereotípicamente el regreso a la urbanidad, a la rutina y el fin de las vacaciones. Por muchos motivos, hemos compuesto su paradigma con la vuelta a la ciudad, trazos de trabajo y/o universidad, estudio, cuentas por pagar, etc. Últimamente, ha comenzado a asociarse con el Síndrome Post-Vacacional, una especie de “bajón anímico” que da al volver de las vacaciones a la vida rutinaria, que según algunos psiquiatras puede llevar a una depresión, y en casos extremos, ser tratado con medicamentos. Otros, recomiendan pasar este mes con un supercrédito de megaconsumo y despreocuparse. Ya el solo regreso a la ciudad muchas veces nos carga con una energía distinta a la positividad que traíamos de nuestro lugar donde vacacionamos, y se nos hace difícil aceptarlo y asimilarlo. 

Ese es el significado que le hemos dado a Marzo, sin embargo, no necesariamente tiene que representar el fin de los gratos momentos que pasamos en las vacaciones; esa sensación de “desconexión” con la ciudad y/o de “conexión” con la naturaleza. No hay porqué dividir nuestra vida en Trabajo/Vacación o vivir esperando el viernes. Hay filosofías que creen que uno no anda por la vida conectándose o desconectándose con el mundo o con las cosas, sino que uno vive permanentemente conectado a todo, a través del principio vital que nos une con el TODO. Para los yoguis es Prana, en hebreo es Ruach, en el lejano oriente es el KI, en el Antiguo Egipto es la Mente; traducido, es el espíritu de la vida, que nos une con todos los grados vitales, “animados” o “inanimados”, desde los quarks, átomos, minerales, plantas, animales, edificios, TODO. Es la hamaca bajo el árbol que todos llevamos dentro, en todo momento y lugar. Cargarse de energía vital, positiva y buen ánimo está al acceso de todos y es más barato que vacacionar en Pucón.

Marzo 2012 llegó. Querámoslo, Saludémoslo y Agradezcamos por estar aquí. Saludar en otras culturas y otros lenguajes no es algo banal; Saludar significa saludar de corazón a corazón, siempre agradeciendo. Namaste, saludar al estilo hindú, poner las palmas juntas en el pecho; hace una referencia al corazón. A mi corazón y al tuyo. Agradecer siempre cambia la actitud de uno y el entorno; abre las posibilidades de la vida. Si se cargó de nueva energía vital, y anda positivo, no la separe de su vida cotidiana, sino aplíquela en ella, CONTÁGIELA. Se dice que la energía positiva es 10 veces más poderosa que la energía negativa. Es más adecuado decir que es infinitamente más poderosa. Utilícela y atraerá más.

Recuerde que el Prana, Ki, el Espíritu de la Vida, o llámelo como quiera, está en todas partes. Incluso en la ciudad. La urbanidad puede ser quebrada en cualquier momento. Suspéndala. Vivamos nuestro lugar y apropiémosnos de él en todo momento. No solo cuando nos dicen que tenemos que hacerlo, por ejemplo, en Enero o Febrero, cuando lleguen las vacaciones. Hay panoramas suficientes para cada uno, y si no, está la calle y las personas. Por eso, agradezcamos lo que hemos vivido, que estamos aquí y digamos fuerte: HOLA, MARZO !!!

Recuerde que la Vida es Mágica. Si saluda, agradece, y da la bienvenida todos los días, de por hecho que tendrá magia en su vida todos los días.

Deja un comentario »

A %d blogueros les gusta esto: