breakurbano

Recreo en la ciudad

Vínculos humanos

Verba movent, exempla trahunt.
(Las palabras mueven, los ejemplos arrastran).

Frase latina.

          A lo largo de la historia muchos pensadores han tratado este tema desde distintos ángulos. Gran parte de la historia filosófica trata de dilucidar si el humano, homo sapiens, es un ser solitario o social, si es algo así como ‘un individuo separado del resto de la sociedad’ o en verdad no puede ser o existir si no es ‘en comunidad’. Mostraremos un par de ejemplos que pueden ayudar a marcarnos un camino “más actual” en torno a estas preguntas.

          El capítulo denominado El poder de las redes sociales del famoso programa Redes, aborda, desde una mirada especial e innovadores estudios, las relaciones que establecemos con nuestra comunidad, como lo hace Nicholas Christakis y James Fowler.

 

 

          James Fowler, experto en redes sociales, afirma “Así como el cerebro puede hacer cosas que ninguna neurona consigue hacer por sí sola, las redes sociales logran lo que una persona no puede hacer en solitario”. Parece ser que estamos conectados de una manera subconsciente con nuestras comunidades más cercanas, e incluso con otras que no lo son tanto. Es sorprendente esta nueva información, tanto, que cambió la propia perspectiva del autor del estudio.


“Hacernos concientes de que nuestras acciones influyen en cientos o miles de personas, sin duda nos haría reflexionar al respecto”.
James Fowler, experto en redes sociales.

       
        Otros estudios, como los que lleva el neurocientífico Vilayanur Ramachandran, sobre las neuronas espejo, abordan éstas conexiones desde nuestra propia constitución humana.

          Las neuronas espejo nos capacitan para “incorporar estados emocionales por el solo hecho de ver que otras personas experimentan esos estados emocionales”. Si vemos constantemente personas que sonríen, tendremos tendencia a sonreir con frecuencia. Un amigo feliz tiene un 9% de probabilidad de alegrarnos, mientras que la tristeza tiene un 7% de probabilidad de propagarse, llegando a concluir que “La felicidad es más contagiosa que la tristeza”. Por tanto, mientras más amigos tengamos, será más probable sentirnos felices. (Programa 90, Redes, 2011).

 

 

 

        Sin duda, este estudio lleva un poco más lejos la información. Ramachandran explica, “Estamos literalmente conectados a través de las neuronas espejo. Y no existe una distinción real entre la consciencia propia y la consciencia de otra persona. No existe un yo independiente. Esta visión emerge de nuestra compresión de neurociencia básica”. (Ted Conference, 2009)

           Esta información nos acerca cada vez más a una comprensión yoguística del tema, que habla sobre la Unidad de la Vida y nos dice “Quien reflexione y medite sobre esta idea, no solo comprenderá sino que sentirá la verdad (…) de que tanto él como los demás centros de conciencia y vida están enlazados por innumerables filamentos mentales y espirituales”. Yogi Ramacharaka, Gnani Yoga.

           Nuestro lenguaje lo esconde. La misma raíz de la palabra Individuo viene del latín, con una tradición indoeuropea, significando indivisible y también inseparable. Nos indica que a la vez somos indivisibles como organismo, pero también inseparables del resto de nuestra comunidad. Nosotros y nuestra comunidad nos influimos mutuamente, y nuestras acciones queramos o no, afectan y redundan en los demás. Es decir, nuestra propia constitución nos da el poder de ser un motor de un cambio social, tanto con nuestros pensamientos, nuestras palabras y acciones. La separación es una ilusión del intelecto. Tendemos a separar, organizar y categorizar para entender mejor el mundo que nos rodea. Sin embargo, estamos conectados, unos con otros, ineludiblemente en un nivel más sutil.

            La evolución, actuando de diversas formas, nos dió la habilidad de imitar y emular, para permitir desarrollarnos en comunidad siendo solidarios, en apoyo mutuo y en cooperación con nuestros iguales, con otras comunidades y nuestro ambiente.


“Para saber quienes somos, tenemos que comprender como estamos conectados”.

James Fowler, experto en redes sociales.

 

Bibliografía:

http://etimologias.dechile.net/?individuo
Gnani Yoga, Yogi Ramacharaka. Editorial Kier. Buenos Aires, Argentina. 1993.

 

 

Deja un comentario »

Corazonadas Intuitivas

“La intuición es una verdad paralela”. Anónimo.

TENEMOS UNA CORAZONADA GIGANTE. TENEMOS FE EN QUE ALGO BUENO RESULTARÁ de las elecciones que vamos tomando en nuestro viaje. El Nuestro y el de Todos. Creemos que Todo Tiene un Sentido y Estamos Aquí Por Algo. Quizás no siempre encontramos las respuestas que esperamos, pero somos Mentes, Cuerpos y Corazones Abiertos. Continuamos siempre hacia adelante Nuestro Viaje. Agradecemos a quienes facilitan la Información. Namaste !

Intuitivamente creemos que muchos de nosotros alguna vez ha tenido alguna corazonada, un “aviso” que no sabemos cómo explicar. Pueden ser pequeñas cosas, como cuando confiamos en alguien apenas conociéndolo o adivinamos quién llama por teléfono. Todos los días nos cruzamos con estas pequeñas situaciones, pero por alguna razón tendemos a apartarlas de nuestro panorama, quizás no estamos acostumbrados a lidiar con nuestro personaje intuitivo o quizás nunca nos enseñaron a ser concientes de él. Se cree que por muy pequeñas que sean las intuiciones, si las atendemos y captamos su mensaje, podemos abrir nuestra capacidad intuitiva, que no solo puede ayudarnos a enfrentar y solucionar pequeños problemas cotidianos, sino también nos ayuda a abrirnos a la felicidad, e incluso más allá, señalarnos el camino para cumplir felizmente nuestro próposito. Más allá de la larga discusión filosófica/metáfisica/epistemológica en torno a las Corazonadas, en la que no hay mucho acuerdo al respecto, creemos que una pequeña Intuición es parte importante de todos nuestros días, por tanto, nos atañe íntimamente, y es en consecuencia, Trascendental.

Sí. Todos en algún Nivel Somos Intuitivos. Según la artista y escritora Carol Adrienne, la Intuición es una capacidad natural que la evolución nos brindó para permitirnos vivir: “La Intuición es una capacidad natural que surge de un nivel más profundo de inteligencia que el de nuestra mente conciente y sin la cual no podríamos vivir. Pero hace unos quinientos años (…) en la evolución natural del desarrollo intelectual, comenzamos a creer que todo podía ser comprendido por el pensamiento racional deductivo”. (Adrienne, 1998).

La historia nos muestra una dicotomía entre el paradigma racional y las tradiciones más intuitivas. En Filosofía de las Ciencias la discusión muchas veces se centra en torno a la validez de los argumentos científicos racionales e intuitivos, “La mayoría de los filósofos de la ciencia sostienen que, mientras que el estudio de la justificación (científica) constituye una actividad legítima e importante, no hay en cambio un estudio sistemático y útil de la construcción o del descubrimiento de teorías. Es éste el territorio sin ley de la intuición, las conjeturas y los presentimientos afortunados”. (Newton-Smith, 1987). Se dice que Popper comenzaba su clase diciendo que era un filósofo del método científico, sin embargo, su problema consistía en que el método no existe. Para Feyerabend no existe un principio universal de racionalidad científica (Vásquez Rocca, 2006). Einstein creía que “lo único valioso al momento de hacer ciencia es la Intuición” y consideraba que una mente intuitiva es un Regalo, un Don Sagrado.

Se explica que es como si nuestro cerebro racional le dijese a nuestro cerebro intuitivo: “Eres muy Intuitivo para Mí”. Y se desecha lo intuitivo. Termina invalidándolo. Y como le funciona, se queda con eso. Sin embargo, en ocasiones ocurre lo contrario y nuestro cerebro intuitivo responde: “Eres muy Racional Para Mí”. Y sigue su corazonada. Más Integradora. Y También funciona. Le funcionó a Einstein, y a Arquímedes. Y a unos cuantos de nosotros.

Creemos que Existen Infinitos Planos de la Intuición, y por tanto, existen muchas formas distintas de definirla. Cada uno la verá como escoja libremente y la definirá de acuerdo a su paradigma favorito.

Etimológicamente, la palabra Intuición designa a una comprensión o percepción global de las cosas sin necesidad de razonamiento, como si uno las estuviera contemplando. Viene del latín medieval intuitio, intuitionis, a partir del verbo latino intueri (tener la vista fija sobre algo, contemplar y ver con absoluta claridad), compuesto de in– (dirección hacia el interior, intensificación) y el verbo tueri (contemplar, observar, mirar, también mirar por algo, protegerlo). Intuir es percibir íntima e instantáneamente una verdad o idea; contemplar intensamente, tener la mirada fija en, ver muy claramente el interior de algo (Diccionario Etimológico, 2012).

Se dice que las Intuiciones funcionan a distintos niveles, y quizás, en más de uno a la vez. Tanto en un nivel físico, como mental, o emocional y espiritual. Por esto se cree que se manifiesta de distintas formas, a veces como “sensaciones viscerales”, “imágenes mentales“, o emociones. En la Escuela Pitágorica, en el sur de Italia, antes de Sócrates, la historia habla de las Epifanías, algo así como revelaciones, manifestaciones o apariciones, o “intuiciones” espirituales.

Para Barker, definido por sí mismo como Futurólogo, la intuición es la capacidad de tomar decisiones acertadas con poca información (Barker, 1995). Freud pensaba (pensando en el inconsciente individual de las personas) que en las decisiones importantes de la vida personal, debiésemos ser gobernados, por las necesidades profundas más internas de nuestra naturaleza. Carl Jung define a la intuición (teniendo presente el inconsciente colectivo) como “la función psíquica que percibe las posibilidades inherentes al momento presente. Es irracional o perceptiva y surge de una bastante más compleja integración de grandes cantidades de información“.

Osho distingue entre instinto e intuición. Un instinto es corporal. Y una intuición está relacionada con alma y Nuestro Corazón. De esta manera, define a la Intuición como “el modo de funcionar del corazón“.

El instituto científico Heartmath, que se ha preocupado por llevar a cabo investigaciones relacionadas con el corazón, ha llegado a descubrir que el corazón siente antes que nuestro cuerpo y que nuestro cerebro. El corazón no solo recibe la información antes que el cerebro, sino que recibe más información que él. Incluso, afirman que Nuestro Corazón envía más información a nuestro cerebro, que el cerebro a nuestro corazón. Heartmath, a través de sus pruebas ha llegado a concluir que el Corazón percibe las cosas incluso antes que sucedan, creando un canal de comunicación Corazón-Cerebro-Cuerpo, para luego hacerse conciente la información (The Living Matrix, 2009).

Einstein pensó que la Intuición es un canal que hay entre Nosotros y el Universo. El acceso directo a una sabiduría universal que está ahí para que la utilicemos. Escucharla, nos ayudará a ir por el camino apropiado, desde donde estamos a donde queremos ir.

La tradición de sanación natural tibetana de REIKI se basa en que todos somos capaces de abrir nuestra capacidad Intuitiva a la Energía Vital y Universal que nos rodea y nos constituye, para conocer las causas y medios adecuados para sanarnos a nosotros mismos y a los demás.

Shalila Sharamon y Bodo Baginski, en el Gran libro de los Chakras, afirman que “en el hombre están contenidos todos los planos de la creación”. La Intuición es constitutiva del hombre y se manifiesta a través de la activación de nuestro sexto chakra, que la cultura hindu llama Ajna (dominar, conocer, obtener maestría sobre algo. Ver acepciones de summoning. Apercibir, convocar, make ready for action or use). El desarrollo de la Intuición “permite reconocer el sentido oculto y las fuerzas que actúan detrás de las cosas, y además, transmite una profunda alegría sobre los milagros de la vida y del universo”. Es una de las tantas potencialidades, posibilidades y elecciones, dentro de nuestro Universo Humano. (Sharamon y Baginski, 1995).

Según Yogi Ramacharaka, “la Intuición puede proceder de los impulsos de la Mente espiritual al proyectarse en el campo de la conciencia o en la región subconsciente del intelecto (…). La Mente espiritual nos ofrece siempre lo mejor que somos capaces de aceptar de ella de acuerdo con nuestra etapa evolutiva”. (Yogi Ramacharaka, 1905).

Carol Adrianne Intuye que “La Intuición actúa a un Nivel Energético. La Intuición es un diagnóstico energético de un campo energético de información“. La escritora y artista continúa: “Es un conocimiento directo que no surge de la práctica. Contempla el todo y presenta una solución inmediata. La intuición puede ser el factor autoorganizativo que dirige nuestra atención hacia el camino fructífero. Un empleo evolucionado de la intuición puede encontrar significados en símbolos y sincronicidades. Cuanto más nos concentremos en encontrar un sentido a las “casualidades”, más aumentamos nuestra Intuición. Si hacemos más profunda nuestra conexión con el entorno, aumentaremos la capacidad de seguir la guía de nuestro propósito interno. Todo está Conectado“. (Adrienne, 1998).

Si la Intuición actúa a un nivel energético y todo es energía, podemos acceder a las infinitas posibilidades que nos brinda la energía universal. Nuestra Corazonada nos está avisando que la Intuición algo Nos Quiere decir. Continúe su Viaje Abiertamente a Las Posibilidades que la Vida le Regala.

Si elegimos y creamos nuestra realidad, creemos la mejor !
Confíe en su Luz Interior. Todo el Positive Flow en su viaje !!

“La intuición y no la razón atesora la clave de las verdades fundamentales”.
Buddha, el Iluminado.

FUENTES:

La Intuición. (Paulina Díaz Barreiro).
El Yoga como camino a la Intuición. (Virginia Sol Vilaboa).
El Gran Libro de los Chakras. (Shalila Sharadom y Bodo Baginski).
Curso Adelantado de Filosofía Yogi y Ocultismo Oriental. (Yogi Ramacharaka).

Deja un comentario »

Paradigma Funky

“Security is mostly a superstition, life is either a daring adventure, or nothing”.
(“La seguridad es mayormente una superstición, la vida o es una atrevida aventura, o no es nada”).
Helen Keller.

Nuestra Intención es Abrir Nuestro Corazón, Nuestra Mente y Nuestro Cuerpo a la Existencia de Paradigmas diferentes a los nuestros, dar un salto positivo en nuestras creencias; no quedarnos en lo conocido o en nuestra seguridad. Queremos movernos, agitarnos, revolucionarnos, confiando en que algo bueno, o mejor aún de lo que ya poseemos, resulta al desprendernos de nuestra habitual comodidad.

Decimos “Paradigma” en el sentido en que lo puso de moda, en Filosofía de las Ciencias, Thomas Kuhn. Un paradigma según Kuhn es un patrón de comportamiento, un modelo de creencias para hacer las cosas (T.S. Kuhn, 1962). Analizando históricamente el quehacer científico, se dió cuenta que, en algunos casos, los hombres de ciencia, tenían problemas con los datos que no concordaban con las expectativas de sus paradigmas, y mientras más inesperados los datos, mayor su dificultad. Algunos científicos simplemente ignoraban esos datos inesperados, otros los distorsionaban, acomodándolos a sus creencias, en lugar de reconocer que esos datos constituían una excepción a la regla; y en casos extremos, muchos científicos eran fisiológicamente incapaces de ver esos datos; esos datos eran invisibles para el científico. En suma, los paradigmas filtran nuestras experiencias (Barker, 1995).

Ya se habla, en la nueva ciencia médica, que la sanación funciona, o es más efectiva, si creemos o tenemos fe, en el sistema de medicina que se está utilizando en nuestro tratamiento. En otras palabras, si crees que algo servirá para sanarte, entonces tienes razón. Por el contrario, si no crees que te servirá, entonces también tienes razón. Todo funciona de acuerdo a tu propio sistema de creencias o bajo tu propio paradigma. Incluso, se llega a afirmar que la medicina más poderosa es la fe en tu propio paradigma médico (The Living Matrix, 2009).

Los doctores suecos en economía Kjell A. Nordström y Jonas Ridderstråle proponen una forma original de hacer negocios. Fusionan la tradición de la teoría económica con algunos conceptos de Filosofía Oriental, creando un nuevo paradigma que ellos llaman Economías del Alma. Sugieren crear empresas emocionales, que atraigan a las personas que realmente deseamos atraer. “Es como organizar una fiesta y decidir a quién se invita. Si pone música hip-hop acudirán aficionados al hip-hop” (sic, o sea, tal cual). Economía basada en las vibras. A esta nueva forma de ver la economía, lo denominan Funky Business (tal cual), algo así como, una forma extraña, extravagante, auténtica, ética, estética y vibrante de hacer negocios (K. Nordström y J. Ridderstråle, 2000).

En este sentido hablamos de Paradigmas Funkys. Paradigmas Fuera de lo Común; fuera de lo que estamos acostumbrados a ver, pensar y sentir. Siempre con un sentido Positivo y gico. Los Paradigmas Funkys, para nosotros, son una positiva oportunidad de Hacer Un Break Mental; Una Gran Oportunidad de Quebrar la Habitualidad en Nuestros Pensamientos.

En la Filosofía de las Ciencias, más allá de lo Funky de T.S. Kuhn, El Paradigma Funky, lo lleva a su límite Paul Feyerabend. Para él, la ciencia solo es una tradición dentro de muchas otras (Feyerabend, 1975). Debiésemos bajarla de su pedestal y luchar por una sociedad en la cual todas las tradiciones tuvieran igual acceso al poder y a la educación, validando tradiciones de conocimiento ancestrales, como el chamanismo, astrología, medicina tradicional, etc. Epistemológicamente, tienen el mismo valor. La ciencia no tiene privilegio ni en relación a los métodos ni en relación a sus resultados (Newton-Smith, 1987).

En esta línea, el Vaidya, médico de la tradición índica Ayurveda, Brahmanand Swamigal, argumenta que se puede recoger lo mejor de la tradición médica occidental y de la tradición Ayurveda, para obtener los mejores resultados, beneficiando así a millones de personas (Ayurveda, 2001). También, la kinesióloga y terapista KT-Taping Alejandra Gangas, en su tesis universitaria investigó en el tratamiento kinésico incorporando la terapia floral de Bach, abriendo la posibilidad de nuevos paradigmas, con el fin de complementar las distintas tradiciones y conocimientos médicos para obtener mayores beneficios en los tratamientos (A. Gangas, 2010).

Sin embargo, ante el nacimiento de nuevos paradigmas, puede suceder que las viejas creencias “luchen por su existencia”; por distintas razones hay una resistencia al cambio. Se crean mecanismos de defensa, muy parecido a lo que le sucedió a los científicos de Kuhn. Creemos que los cambios de paradigma, son procesos naturales y parte fundamental del aprendizaje de cada uno. Ergo, tenemos fe en la vía positiva de La Metáfora de la Oruga:

“La Oruga come todo en su ecosistema. Son muy destructivas. Después de haberse llenado, se cuelga y se duerme, y su piel se vuelve una crisálida endurecida. Lo Nuevo y lo viejo conviven en un momento, y es el trabajo de la oruga preservar su vida. Es un gobierno desesperado el que tenemos. No es que sean malos, pero está en su rol protegerse; es su función. Si Amas Las Mariposas, No Vas por el Mundo Aplastando Orugas. No Podemos Odiarlas. No Nos Beneficia en Nada. Si quieres Soluciones Alternativas, No Vas Donde Un Gobierno Cuya Economía se Basa en el Petróleo, que te la produzca. Nosotros tenemos que Producirla. Es Nuestro Trabajo Construir Un Nuevo Mundo”.

Elisabet Sahtouris, Ph.D, Evolutionary Biologist.

Tenemos Fe en que cada persona tiene un camino propio para recorrer y la posibilidad, infinita y libre, de elegirlo. Le Envíamos Infinitas Vibras Positivas en Su Elección. Confíamos férreamente en que TODO ES PARA BIEN.
Tenga FE. Blesses para Todos
!!!

1 Comentario »

A %d blogueros les gusta esto: